miércoles, 02 de agosto de 2006
Imagen

En la imagen podemos ver a un hombre con su rostro sonriente: transmite una sensación de confianza y ánimo; algo muy diferente del rostro de la mujer, que apoya su cabeza en el hombro de él. La expresión de su cara es completamente opuesta. No sonríe, ¿ Tal vez le preocupa algo, o puede que se encuentre enfadada?
La chica puede representarnos fácilmente a cualquiera de nosotros en ciertos momentos de nuestra vida.
Decíamos que el hombre nos transmite confianza y ánimo. Eso es precisamente lo que desea hacer Dios con nosotros, infundirnos todo esto. Pero tenemos que dejar nuestra vida en sus manos, como la mujer que se abandona en el hombro del varón.

Si se lo pedimos, El perdonará nuestras faltas y nos dará confianza y ánimo en esta vida y el pasaporte para la otra.


Jesús dice: "Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados y yo os haré descansar".( Evangelio de S. Mateo cap.11: 28)

Publicado por ediblan @ 23:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios