Mi?rcoles, 18 de febrero de 2009
"El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas" (Is 40:29).

Jesús, el Señor, dice " Si alguno tiene sed, venga a mí y beba
El que cree en mí de su interior correrán ríos de agua viva"( Evangelio de Juan capítulo 7, versículos 37 y 38)

Si tienes sed de Dios, de las cosas espirituales, diríjete a Jesucristo en oración, habla con Él, manifiéstale tus dudas e inquietudes. El es la fuente que saciará tu vida. 
"Ciertamente no se encuentra lejos de cada uno de nosotros", nos dicen las Escrituras en Hechos de los Apóstoles, capítulo 17, versículo 27. Por lo tanto, podemos dirijirnos a él, hablándole de nuestro cansancio. Nos escuchará y dará nuevas fuerzas.




Tags: ISAIAS

Publicado por ediblan @ 19:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios